Curiosidades

¿Por qué las escorts no cambian de empleo?

Tendemos a pensar que ser una escort es algo terrible que sólo se hace cuando no queda otra opción en la vida. Sin embargo, son muchas las mujeres que prefieren ser putas de lujo en Barcelona antes que desarrollar otro tipo de tareas a nivel profesional.

Así pues, si has entrado aquí, es probable que no conozcas los motivos que llevan a las escorts a mantener su trabajo actual y por lo que están contentas con lo que hacen, por lo que vamos a enumerarte las principales ventajas:

-El dinero que se gana está muy bien. Sin lugar a dudas, el dinero que puede ganar como acompañante es incomparable al ingreso que generará al trabajar en una jornada normal de un día en una oficina. Saber que puedes ganar la misma cantidad de dinero durante un encuentro que te podría llevar toda la semana hacer un trabajo tradicional hace que esto suponga la máxima ventaja.

-Puedes trabajar en un horario flexible. A diferencia de una carrera estándar en la que puedes estar en una jornada de 8:00 a 17:00, y con suerte, el horario de escort puede ser mucho menos rígido. Una vez que tengas una base de clientes establecida, generalmente puedes establecer tu propio horario, dejando espacio para pasar tiempo con tu familia y amigos. Tú decides qué días tienes fiesta, cuándo terminas antes o empiezas más tarde, cuándo te vas de vacaciones, etc.

-Ser escort es adictivo. Muchas acompañantes se emocionan al conocer a un cliente por primera vez. Al igual que ir a una primera cita o experimentar un primer beso, una escort experimenta una descarga de adrenalina al reunirse en secreto con sus clientes. Aunque se trata de una profesional, por la que no hay romance ni amor como tal, es emocionante que te lleven a una cita a cambio de dinero. Además, saber que su belleza, ingenio y encanto ha atraído a clientes que están dispuestos a gastar su dinero duramente ganado solo para pasar tiempo con ella le da una gran sensación de poder y seguridad en sí misma.

-Eres tu propio jefe. Cualquiera que haya trabajado para un mal jefe puede apreciar el alivio que es trabajar para ti mismo. No tienes que pedir permiso ni rogar para que te paguen a tiempo.

Y éstas son sólo algunas de las principales ventajas. Si preguntásemos directamente a una escort, seguro que nos sabría decir muchas más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *